«Calilla Responsable» se trasladó hasta Antofagasta para seguir con las conversaciones de educación financiera. En coordinación con el municipio se cumplió con la tarea de enseñar a gastar responsablemente.