Detacoop cuenta con varias opciones y el respaldo estatal a los depósitos.

Todos tenemos metas en la vida. Para lograrlas, es necesario poner manos a la obra. Una actividad que marca la diferencia, sin duda, es el ahorro.

Una clave básica para lograrlo es gastar menos de lo que se gana. Aunque parece obvio, mucha gente no lo hace. Además, es muy común que se piense que solo las personas ricas pueden ahorrar, porque ellas tienen más recursos que les permiten subsistir y, por ende, guardar dinero.

La clave, aseguran especialistas, es la reducción de gastos y, no necesariamente, tener ingresos extras. Ahorrar ahora es establecer una reserva para más adelante, por ejemplo, para concretar metas financieras, generar dinero que te permita cubrir créditos, el enganche de una casa o complementar el dinero incluso irte de vacaciones.

Lo más importante del ahorro es generar un hábito. Por supuesto, que al principio cuesta un poco de trabajo, sin embargo, poco a poco, al ver los resultados te sentirás motivado, y así sin darte cuenta se volverá una constante en tu presupuesto.

Por lo tanto, debido a la importancia del ahorro y lo difícil que es adquirir el hábito, elegir la institución financiera no puede quedar al azar. “Detacoop cuenta con casi 50 años en el mercado financiero, y es una de las pocas Cooperativas de Ahorro y Crédito supervisadas por la Superintendencia de Bancos en Instituciones Financieras, lo que garantiza el respaldo estatal a los ahorros. En pocas palabras, su dinero crece y de forma segura”, enfatiza Alex Figueroa, Gerente General de Detacoop.

En este sentido, existen innumerables estrategias para ahorrar. Acá, en Detacoop, seleccionamos algunas que sin duda te servirán:

  1. Poner nombre y apellido a tus metas, es decir, establece objetivos.
  2. Reduce y distribuye los gastos, solo tienes que distinguir entre deseos y necesidades
  3. Siempre separa un cantidad mensual etiquetada como ahorro, de preferencia ponla al inicio de tus gastos
  4. No consideres como ahorro lo que te sobre, casi nunca sobrará nada.
  5. No toques los ahorros, para cualquier emergencia debes tener un fondo especial, debes considerarlos “sagrados”.
  6. Sé creativo y busca la forma de ahorrar también en tus compras, busca descuentos, ofertas, baratas, compra con anticipación.
  7. Siempre, siempre, realiza un presupuesto.

 

La única forma de convertir el ahorro en un hábito es ser disciplinado y entender que la educación financiera es una parte medular de nuestras vidas.